Press "Enter" to skip to content

Amazon salta al juego en la nube con Luna, con un catálogo flojo pero una experencia móvil sobresaliente

El mando Luna de Amazon.

El mando Luna de Amazon. – EUROPA PRESS

   MADRID, 8 Dic. (EDIZIONES/Portaltic) –

   Amazon se ha unido en España al mercado de las plataformas de juego en la nube con Luna, una suscripción que da acceso a un catálogo de juegos, a una experiencia más fluida y directa con el mando oficial y la posibilidad de vincular la cuenta con otros servicios digitales para ampliar los juegos o realizar retransmisiones.

   Luna se puede jugar en distintas pantallas y sistemas operativos y con distintos controladores, como los de la pantalla del móvil o mandos de terceros. Pero ya que en Portaltic hemos podido probarlo con el mando Luna, el que ha diseñado Amazon para su servicio, vamos a centrar la reseña en esta modalidad.

   El mando Luna tiene un diseño en línea con el resto de controladores de videojuegos, y apuesta por el color identificativo del servicio: el morado. Es inalámbrico y en el embalaje incluye dos pilas. Destaca en él, además, un botón circular de tamaño más grande ubicado en el centro, que se ilumina para avisar del estado. También cuenta con tecnología háptica.

   Lo particular de este mando es que es compatible con la tecnología Cloud Direct, propia de Amazon, que lo conecta directamente con los servidores de esta compañía tecnológica para reducir la latencia y permitir el cambio de una pantalla a otra con facilidad, por ejemplo, de Fire TV al teléfono móvil, sin necesidad de emparejamientos ni configuraciones adicionales.

   Es decir, aunque Luna es compatible con mandos de otras firmas, el mando diseñado por Amazon es el que sacará el mayor provecho a la plataforma de juego. Y aunque es cierto que los tiempos de carga son ágiles y que los juegos no dan problemas, e incluso permite pausar y reanudar los juegos en otra pantalla desde él, es aquí donde cada uno deberá sopesar si compensa gastar 70 euros si se tiene ya en casa un mando compatible.

   Siguiendo con Mando Luna, para poder usarlo, Amazon ha preparado una aplicación móvil que permite vincularlo con la cuenta de usuario. Para configurarlo solo hay que ir siguiendo las indicaciones y en pocos pasos se logra vincular.

   A partir de aquí, para uso hay que tener activada la conectividad bluetooth y tenerlo vinculado con los permisos pertinentes en el dispositivo donde se vaya a jugar. En este caso, hemos optado por un ‘smartphone’ Android.

   En Android, hay que descargar otra aplicación para, ya sí, acceder a Luna. Aquí, se encuentran distintas opciones de configuración de controladores adicionales, controles parentales, perfil de usuario, etc. Y permite vincular la cuenta que los jugadores tengan en Ubisoft, pero también Discord y Twitch, para las retransmisiones en directo.

   En este caso, no hemos vinculado ninguna otra cuenta y nos hemos lanzado a cotillear el catálogo que ofrece Luna en su biblioteca, que consta de más de cien juegos. La variedad es amplia, y encuentras títulos como Batman Arkham Knight, Resident Evil 2, varios de Sonic y Metal Slug y Yakuza, pero es cierto que se echan en falta títulos más potentes, aunque la idea es que se vayan añadiendo más.

   La experiencia que ofrece el combo Mando Luna + móvil es la misma que la de una consola portátil, y para facilitar su uso incluye un adaptador que lo engancha al teléfono. La principal limitación es el tamaño de la pantalla, pues hay juegos, como los que tienen un componente más narrativo, que muestra texto a un tamaño muy, pero que muy reducido, lo que hace que merezca la pena saltar a una pantalla más grande, como el televisor en determinados casos.

   La calidad de imagen es buena, no se aprecia retardo en la partida y el control con el mando es todo lo fluido que permite la pericia del jugador. Es decir, si nos salimos continuamente de un circuito de carreras, toca reconocer que no es culpa del mando.

   Eso sí, conviene tener en cuenta que aunque el servicio permite el juego en la nube, requiere una conexión WiFi para poder jugar, lo que limita la libertad de movimiento. Sin embargo, se apoya en la variedad de pantallas y plataformas para ofrecer un servicio más redondo.

   Una cosa que no nos ha convencido es que después de iniciar sesión en la ‘app’ Luna para jugar, una vez terminada la partida, no haya una opción directa de cierre de sesión, sino que obliga a abrir el servicio en Amazon y, desde ahí cerrarla.

   Por lo demás, es una plataforma de juego en la nube que ofrece un catálogo entretenido sin grandes títulos, un rendimiento más que correcto al menos con el mando oficial de Amazon, y una variedad de pantallas y sistemas operativos compatibles para adaptar el juego a distintas necesidades.