Press "Enter" to skip to content

Elon Musk suprime los titulares de las noticias en X y prepara dos planes de suscripcin auxiliares

Busca persuadir a los bancos que financiaron la adquisición de que la compañía puede ser rentable

Elon Musk, el pasado septiembre en Washington.NATHAN HOWARDAFP
  • Redes Elon Musk se plantea introducir «un pequeo pago mensual por usar X (Twitter)»

Compartir una nueva o link a una web en X, la red social previamente famosa como Twitter, es parcialmente fácil. Es suficiente con poner la direccin web en una publicacin y X crea automticamente una pequea miniatura con la fotografía primordial del artculo enlazado y su titular. Mas, de ahora en adelante, slo se ver la fotografía. Elon Musk ha eliminado el texto que las acompaaba, forzando a los usuarios a usar el cuerpo del mensaje para aadirlo manualmente.

Puede parecer un cambio menor, mas muchos de los usuarios ms activos de X no terminan de estar contentos con l. En las ltimas horas, han sobresaturado la red con links a noticias protagonizadas por Musk, y en consecuencia ilustradas con su fotografía, mas con textos gráficos meridianamente errneos, en un intento por sealar lo fcil que resulta ahora engaar a alguien a fin de que pinche en un link.

La razn, semeja, obedece a criterios puramente estticos. Las publicaciones son ahora algo ms compactas y se aprovechan mejor en la pantalla del mvil. Hay beneficios auxiliares, claro. Al ser ms compactas caben ms publicaciones en pantalla y en consecuencia es ms usual hallar publicidad, que ahora X muestra cada 3 publicaciones, a lo largo de su uso.

Lo es cierto que Musk se encara a un invierno complejo para la red social, que adquiri el ao pasado por cuarenta y cuatro millones de dlares. Ha perdido ms del cincuenta% de los anunciantes y muchos de los usuarios ms activos han escapado tras las polmicas resoluciones tomadas al frente de la compaa, como la restauracin de cuentas anteriormente bloqueadas por contenido extremista o violento.

La situacin ha restado un notable valor a la compaa. Una reciente estimacin de Reuters lo calculaba en apenas ocho mil millones de dlares. Si bien Musk financi una parte de la adquisición con sus recursos, se apoy tambin en múltiples prstamos de entidades financiaras, que ahora, adems, conllevan intereses ms altos.

Esta semana Linda Yaccarino, la presidente de X -nombrada hace unos meses por el propio Musk- se ha reunido con múltiples de estas entidades para intentar persuadirlas de que X, que todava da prdidas pese al despido de prácticamente el noventa% de la plantilla, es viable.

En esa reunin Yaccarino explic que entre los planes futuros de la compaa est ofrecer dos nuevos niveles de suscripcin que se sumaran al actual X Premium, que por 8 euros al mes ofrece la posibilidad de enseñar el smbolo ya antes reservado a cuentas verificadas.

Estos nuevos niveles de suscripcin, que se conocern como X Premium Standard y X Premium Plus -el presente pasar a llamarse X Premium Basic-, tendran un coste mayor, mas ofreceran la posibilidad de ver la mitad de anuncios o eliminados por completo. Por el momento, las caractersticas o beneficios auxiliares de estos planes, si los hay, no han trascendido.