Press "Enter" to skip to content

las seis razones claves para viciar

Persona cinco Tactica es una rareza en el cierre de 2023, por lo que supone para la saga y para la recta final de un año lleno de juegazos. Con cien horas de roleo y mazmorras a las espaldas sin contar Royal y Strikers, el estratégico brinca en otra dirección para fortalecer los mejores elementos conocidos con un estilo único. ¿Marcha en esta nueva versión? Sí, y por muchas razones.

El avistamiento inicial de Persona cinco Tactica en los primeros minutos semeja una prolongación de todo cuanto conocemos sobre el conjunto de Joker. Personas, habilidades e interactúes ya conocidas en un cosmos diferente ya antes de concluir la trama del juego original, mas en una ramificación jugable muy diferente.

El primer juego multiplataforma de la franquicia transforma en reinos el nuevo foco con una historia que va de menos a más hasta descubrir su gran filón. De primeras todo semeja conocido, mas la esencia de ese conversacional en ocasiones excesivo toma fuerza en la trama y en la jugabilidad, y esos son los dos de los 6 grandes autores del éxito.

La esencia del Café Leblanc

¿Cuántas horas hemos pasado en el Café Leblanc? La toma de contacto con el conocido escondite de los ladrones espectro es como ese safe place para los amantes del título, y en Persona cinco Tactica se aprovecha esa baza. En los primeros minutos el gancho con el juego original es automático y eso ayuda a producir narrativas con una base formada.

El reconocimiento de personajes tiene además de esto un apoyo en el diario para recobrar idea sobre acontecimientos, protagonistas, villanos o lugares.

Una narrativa a la altura del juego original

El descubrimiento de Ren Amamiya como Joker en las primeras horas de Persona cinco tiene un reflejo algo más pesado en Tactica. El comienzo de la historia marcha por el paso directo a la acción, mas el auténtico gen de la narración precisa varios reinos para engancharnos.

Erina, el nuevo personaje de Persona cinco Tactica.

Cuando lo hace transforma a Persona cinco Tactica en un must con una variación bien interesante respecto al guion base, mas mientras el razonamiento de las primeras horas pesa en demasía. En verdad es simple apresurar las conversaciones sin perder hilo alén de comprender esa revolución como punto de inicio hasta romper esa otra realidad.

Las posibilidades estratégicas y las formas de ganar

Persona cinco Tactica es un título con una dificultad media. Ni es el juego ideal para arrancar en el género ni el más bastante difícil, y eso lo hace ideal para la continuación de una historia. El mayor brillo está en el combate, sobre todo merced a las posibilidades de victoria.

Quizás el sistema de las fusiones y la consecución de personas esté algo forzado, sobre todo por el hecho de que no hay innovación, mas existen muchas opciones alternativas. La administración del mapa para forzar las cargas, la Triple Amenaza y el exceso de los derribos de cara a los turnos extras es muy ameno, sobre todo por las comodidades para reinventarse en todos y cada partida desde el árbol de habilidades.

El control del ritmo: jugabilidad y descubrimiento

El comienzo de un juego donde ya conocemos a la mayor parte de los protagonistas produce un efecto de aceleración en los ritmos, mas Persona cinco Tactica mide realmente bien sus tiempos. En el apartado jugable es preciso ese tutorial ampliado para instruir al jugador, sobre todo para no sobresaturar a los más novatos en el género.

La sencillez de los menús y la sencillez para prepara partida no solo desde el Café Leblanc es un plus, como la velocidad de la IA en las partidas (otra cosa ya es el spawn random de los contrincantes). Es verdad que la trama primordial de la historia se hace aguardar, mas hasta ese momento todo es un aprendizaje que puede acelerarse con sencillez conforme el nivel del jugador.

Un tutorial de la habitación de terciopelo pesa cuando llevas más de 100 horas de Persona cinco, mas es preciso por el hecho de que este es un juego alcanzable aun para jugadores distanciados del título original. Y por eso Persona cinco Tactica es un éxito alén de sus restricciones, por el hecho de que ejercita una repercusión en todos y cada uno de los campos en un perfil de jugadores bastante bueno. La atracción al público de un superventas desde otra perspectiva sostiene la estrategia con un giro de ciento ochenta grados que le sienta realmente bien a la franquicia.

Chibi style

Aquí no hay análisis posible, los chibis molan y son un encuadre idóneo para los ladrones fantasma. Encajan como un guante en los protagonistas, marchan realmente bien y si bien los conceptos son algo repetitivos en el conversacional, son efectivos.

En general Persona cinco Tactica es buen juego, ameno y con muchas opciones a explotar en el combate. Le falta algo de demanda en aspectos de combate, carece del mazmorreo y el roleo de la saga, mas lo reemplaza con un aspecto jugable realmente bien controlado por tiempos. Y lo más esencial, las riñas son interesantes, no se hacen pesadas y tienen restricciones de turnos precisas para buscar otras formas de ganar. Por lo general, un must para los amantes de la saga.


cero comentarios

Escribir comentario

0 comentarios