Press "Enter" to skip to content

Los eSports van a deber aguardar para una ocasional entrada en los Olimpiadas

Los eSports deberán aguardar aún para una ocasional entrada en los Juegos Olímpicos, puesto que el Comité Olímpico Internacional (COI) considera indispensable el aspecto físico en las pruebas olímpicas, señaló este jueves Franco Carraro, presidente de la Comisión del COI para el Programa Olímpico.

Carraro concluirá oficialmente su carrera en el COI el próximo treinta y uno de diciembre tras treinta y siete años de experiencia y, a pesar de resaltar la necesidad de que los Olimpiadas sepan entremezclar tradición e innovación, notificó de que la propuesta de la introducción de los eSports “todavía ni siquiera ha llegado” oficialmente.

“En este momento no se ha tomado en consideración, porque en todos los deportes como ‘breakdance’ (que entrará en París 2024) o ‘skateboard’ (en Tokio 2020) el aspecto físico es esencial. Los eSports son juegos más sedentarios”, aseveró Carraro, quien atendió a EFE en el hotel Parco dei Principi de la ciudad de Roma.

“Hasta ahora el COI ha mantenido esta posición. Hasta este momento, la Comisión del programa Olímpico ni siquiera ha recibido propuestas de este tipo. Es algo de lo que se habla más en los medios”, siguió.

Sin embargo, Carraro, natural de Padua en mil novecientos treinta y nueve y que en su triunfante carrera ha sido presidente del Comité Olímpico Nacional Italiano (CONI), de la Federación de Futbol Italiana (FIGC) y es miembro del Senado de la República italiana, entre otros muchos cargos, siempre y en todo momento manifestó su situación conveniente a tener en cuenta de los cambios en interés de los espectadores.

“La base del Olimpismo seguirá siendo el atletismo, la natación, la gimnasia. La tradición la hay, y nadie la quitará. Pero los jóvenes tienen aficiones distintas. Las redes sociales hablan de ‘breakdance’, de ‘skateboard’ y los intereses cambian”, afirmó.

“El COI no olvida la tradición, pero no puede ignorar que los jóvenes tienen aficiones en algunos casos distintas respecto a sus padres y abuelos. Hay que conservar y respetar la tradición, pero tomar conciencia de las nuevas aficiones”, concluyó.