Press "Enter" to skip to content

Los jugadores de CS:GO y CS2 abrieron más de 400 millones de cajas de botín en 2023

   MADRID, 22 Ene. (Portaltic/EP) –

   Los jugadores de Counter Strike: Global Offensive (CS:GO) abrieron más de 400 millones de cajas de botín y gastaron 980 millones de dólares (casi 900 millones de euros) en 2023, unas cifras que se vieron impulsadas por el anuncio y posterior lanzamiento de Counter Strike 2 (CS2).

   Counter Strike: Global Offensive es un videojuego de disparos en primera persona desarrollado por Valve, que apareció por primera en 2012 y que un año más tarde introdujo los elementos cosméticos en la forma de cajas de botín o ‘loot boxes’, unos elementos que contienen un artículo de personalización que se abren con unas llaves que hay que comprar con microtransacciones.

   En 2018, Valve lo convirtió en juego de acceso gratuito –de tal forma que ya no hacía falta comprarlo para jugar– con compras integradas, e introdujo un modo multijugador ‘online’ de tipo ‘battle royale’ con Danger Zone. Y el año pasado fue reemplazado por Counter Strike 2.

   El formato de CS:GO, basado en las compras integradas, anima a los jugadores a comprar cajas de botín para obtener mejoras o artículos de personalización. En 2023, se gastaron cerca de 900 millones de euros, como revelan los datos de CS2 Case Tracker.

   Los jugadores usaron 359,6 millones de llaves de caja y abrieron 400.318.821 de estos cofres de recompensas. En abril y septiembre/octubre se registraron dos picos de aperturas, coincidiendo con el anuncio y lanzamiento de la actualización del juego, CS2. Según CS2 Case Tracker el miércoles fue el día de la semana en el que más cajas se abrieron, con el 15,73 por ciento.