Press "Enter" to skip to content

Todo lo que puedes hacer con chocobos en Final Fantasy VII: Rebirth

Las 100 horas estimadas para completar el platino de Final Fantasy VII: Rebirth tiene un efecto especial en los chocobos. Entre minijuegos, crianza, personalización y descubrimiento de tesoros, estos adorables animales serán una parte fundamental de la narrativa. Y eso que el uso y la captura es totalmente diferente a lo visto en el Remake y en el juego original de PS1.

El descubrimiento de los chocobos llega a Final Fantasy VII: Rebirth en la famosa granja junto a Kalm al descubrir Midgar, pero con nueva historia. El despliegue de detalles de Square Enix sobre los famosos animales amarillos deja un panel de oportunidades totalmente renovado para la nueva entrega. Y el listado de posibilidades es gigantesco.

La primera gran diferencia está en la captura directa de los chocobos. Con un punto de sigilo y engaño, la primera misión del juego apunta a ser una distracción para tomar la primera montura. A partir de ahí la experiencia cambia, porque en vez de la crianza, todo apunta a una personalización extrema para mejorar a estos pollos gigantescos.

En este caso la captura da paso a la inyección de una personalidad con cascos, grebas, sillas y el cambio de color en cada detalle. Estas mejoras tendrán relevancia no sólo en el aspecto visual, sino en las características de cada chocobo en las famosas carreras del Gold Saucer. Este puede ser uno de los minijuegos más atractivos del juego (más allá del juego de cartas), y tendrá la base en las chocoboutiques incluida en los ranchos.

La búsqueda de tesoros con los chocobos es un must

Presentes en toda la saga, los chocobos dieron un salto gigantesco en la experiencia del jugador en FFVII. La aparición de la granja, la crianza, la búsqueda de verduras y la consecución del famoso chocobo dorado para encontrar secretos era parte del camino. Y lo sabrán todos aquellos que entiendan qué significa ‘Los caballeros de la mesa redonda’.

Esa búsqueda de los tesoros está confirmada por Square Enix como un homenaje al original, y ahí entra la explicación del color de los chocobos. La personalización será clave en las prendas, pero la búsqueda del chocobo marrón para escalar o el verde para planear es fundamental para llegar a zonas ocultas. Así lo fue en FFVII y según los primeros detalles, apunta a ser igual en esta entrega.

La promesa de un juego con unas 60 horas de misiones secundarias deja un listado interminable de opciones con los chocobos. Ya sea en los minijuegos, en búsquedas o en misiones imposibles a las que sólo se podrá llegar con montura, estos animalillos parecen fundamentales.

¿Cómo se capturan los chocobos en Final Fantasy VII: Rebirth?

En los streams oficiales y el primer pase abierto a la prensa, la misión para capturar el primer chocobo es sencilla. Un poco de sigilo entre un bosque de plantas, ocultación ante algunos animales y lanzar unas verduras para distraer a la bestia.

Ese es el primer vistazo oficial a las capturas, no sabemos si será exactamente igual con el resto de rarezas o habrá alguna diferencia. Lo lógico es imaginar nuevas opciones para llegar al chocobo verde, al negro, al marrón y al dorado si es que todos existen. Aunque para ello habrá que esperar al próximo 19 de febrero.


0 comentarios

Escribir comentario

0 comentarios