Press "Enter" to skip to content

un alter ego afable de Paper Mario en 2023

La búsqueda de una identidad propia en un videojuego indie como Born of Bread es parte de su esencia, y el RPG clásico lo agradece. Con Paper Mario y Super Mario RPG como baluartes, el entretenimiento puro está en el humor, en las referencias y en esa búsqueda de un castillo para blandir una sartén hasta ser el nuevo héroe.

El trazo infantiloide de los personajes de Born of Bread es una trampa para los haters de los juegos independientes o de este diseño. En un par de horas de juego, cuando el tutorial te saluda desde la distancia, los guiños de personajes terciarios dejan huella sin ser esto el nuevo Baldur’s Gate III. Y eso se nota en un título que exige unas diez horas de juego.

Born of Bread es una aventura de exploración 3D con diseños 2D que podría resumirse como una experiencia agradable. WildArts, una compañía pequeñita con sólo dos títulos en su barco, hace las cosas bien. Aunque el inicio es algo atropellado es fácil sacar una sonrisa con la creación de Pan, sobre todo si vas más allá de lo evidente.

No hay que ser un lince para ver referencias en la detención de Papi Panadero y el castillo con la saga de Super Mario Bros., pero hay mucho más. A pesar de que el lenguaje moderniza en exceso algunas expresiones al castellano, el guión pasivo entre guiños a Alicia en el país de las maravillas o Marvel es evidente, eso es sólo de primeras.

El sistema de combate por turnos si pesa algo más yno es especialmente exigente y aunque es divertido gracias a la activación constante de cada ataque, tiene ciertas limitaciones. Y eso que toma a Super Mario RPG como base para imitar los aumentos de atributos tras la subida de nivel, el push-button por ataque y la defensa activa para evitar daño.

Aún así es funcional, mejora con el paso de las horas y no atasca al jugador en el acompañamiento de la historia gracias a multitud de elementos. En minijuegos y secundarias es sencillo y en toda comparación con cualquier ente nintendero sale perdiendo, pero como indie añade muchas luces para un futuro prometedor.

Si eres uno de esos locos con miles de horas en los RPG quizás las primeras horas del juego sean algo aburridas en cuanto a peleas, pero la entidad del título sorprende. Si eres fan de Paper Mario esto es para ti. Esa magia inherente a la creación de un pan de manera ridícula hasta convertirse en héroe toma vida con la trama, mejora y además es inteligente.

Born of Bread, la balanza de las recomendaciones

  • Lo mejor:
    • Un juego perfecto para disfrutar sin muchas exigencias.
    • Las referencias a otras sagas en un guión muy divertido.
    • La exploración es bastante satisfactoria.
    • Una buena alternativa a Paper Mario.
  • Lo peor:
    • El sistema de combate es muy similar al de Super Mario RPG, y aquí ralentiza la experiencia. Evita farmear.
    • Buenas ideas en secundarios y minijuegos que no están perfeccionadas.
    • Es fácil, y eso incluso puede ser bueno depende del perfil de jugador.


0 comentarios

Escribir comentario

0 comentarios