Press "Enter" to skip to content

un especial Espectáculo de Truman de los setenta

El estudio de España Out of the Blue nos apresó a todos hace unos 3 años con su opera prima, el excelente ‘Call of the Sea’. Aquella aventura gráfica en primera persona, con evidentes referencias a títulos tradicionales como la serie Myst, tuvo influencia internacional y cosechó éxitos en este país y fuera de nuestras fronteras. Por eso, cuando conocimos el desarrollo del segundo título del estudio madrileño pusimos sobre él toda nuestra atención. Hace algunos días llegó, de instantes solo para PC en Steam, American Arcadia, una nueva aventura, mas con registros muy diferentes.

American Arcadia mezcla instantes de aventura gráfica en primera persona, con determinación de rompecabezas, con momentos de acción en 2D de scroll lateral, que recuerdan a títulos como Inside o Limbo y que asimismo mezclan resolución de diferentes rompecabezas con los instantes de agilidad, reflejos y velocidad. Una mezcla interesante para contar una historia realmente bien hilada y sorprendente. Una historia distópica que recuerda fuertemente a la película ‘El Show de Truman’ mas que tiene considerablemente más referencias y elementos que le son propios.

Bienvenidos a American Arcadia, la urbe del mañana  

American Arcadia es el megalómano proyecto de un soñador de la industria del cine y del entretenimiento, Elijah Walton, un magnate estadounidense que recuerda fuertemente a Walt Disney (aun podemos ver y encariñarnos de sus personajes animados, sobre todo del cánido Comet, que podría haber sido un ratón). American Arcadia es el proyecto de una enorme urbe futurista, creada a fin de que los estadounidenses puedan vivir rodeados de los avances más futuristas y pasmosos, como el omnipresente monorrail (lo que recuerda a Tomorrowland o al propio Disneyland). Lo único que sabemos a comenzase jugar es que American Arcadia es una realidad.

American Arcadia

En el juego empezamos encarnando a Trevor, un tipo desganado, con una vida aburrida y repetitiva en la increíble urbe futurista. Trevor se levanta día tras día a exactamente la misma hora, asiste a su centro de trabajo a efectuar labores repetitivas y vuelve a su casa a ver la TV y dar de comer a su tortuga. Trevor es un tipo afable, mas al que no le agradan las relaciones sociales, es solitario, desganado y gris y vive una vida solitaria, hastiada y gris. Por eso su vida no le resulta interesante a la audiencia y desean terminar con él. Y es que American Arcadia es, realmente, un enorme reality espectáculo que retransmite en riguroso directo por TV toda la vida de sus habitantes veinticuatro horas al día, siete días por semana. American Arcadia es una gran jaula de oro para sus incautos habitantes, que viven de manera permanente una vida retro futurista inspirada en unos eternos años setenta.

Afortunadamente, Trevor va a tener la ayuda de alguien del otro lado, una activista llamada ‘Kovacs’, miembro de un conjunto de resistencia que desee terminar con American Arcadia y su permanente violación de los derechos humanos, esclavizando a múltiples generaciones de hombres y mujeres y mostrando su vida en riguroso directo tal y como si se tratase de un enorme y futurista zoológico. Trevor va a conocer la realidad de su falsa vida solamente iniciar el juego, por lo que el título se distancia de la narrativa del Espectáculo de Truman y se centra en el intento de escapada de este ‘don nadie’ de American Arcadia.

American Arcadia
American Arcadia

Corre, piensa, soluciona rompecabezas y no mires atrás

El juego mezcla dos mecánicas de juego muy diferentes, en dependencia del personaje que encarnemos. En la piel de Trevor, tomamos esa perspectiva en 2D con desplazamiento lateral, donde la carrera por huir es el primordial objetivo. Va a haber que correr, saltar, superar plataformas y solucionar un buen número de rompecabezas para continuar adelante. Lo mejor es que tenemos la ayuda desde la distancia de Kovacs, que puede abrirnos puertas, activar mecanismos y considerablemente más. Nosotros encarnaremos estos controles de Kovacs por medio de las cámaras de TV que anegan American Arcadia. Lo mejor es que podemos supervisar, a la vez, los movimientos de Trevor y todo cuanto active o desactive Kovacs, lo que genera instantes muy locos en los que debemos tomar en consideración múltiples cosas a la vez.

Pero mientras que Kovacs maneja el control tecnológico desde lejos para ofrecer cobertura a la escapada de Trevor, se encarará a sus problemas. Esto nos va a dar instantes en los que nos metamos en la piel de la propia Kovacs y acá el juego toma la perspectiva de una aventura gráfica en primera persona. Con esta perspectiva y con sus mecánicas tradicionales, esta co-protagonista deberá enfrentarse a sus instantes de tensión, conversaciones y rompecabezas.

American Arcadia
American Arcadia

El juego va mezclando las dos mecánicas, los dos géneros, con secuencias cinemáticas donde los protagonistas relatan la historia a la cámara, tal y como si estuviéramos viviendo la reconstrucción de los hechos en un documental. Descubrir toda la historia que hay tras la construcción de American Arcadia basta para llenar una aventura que no te va a llevar más de 6 horas. Todo con un apartado gráfico y artístico sorprendente, con personajes afinados y poco definidos, mezcla entre maniquís y dibujos animados, fortaleciendo la idea que el juego desea trasmitir.

La banda sonora es refulgente, con músicas de la década de los 70. Mas lo mejor son las actuaciones de sus actores, cuyas voces son de lo mejor del juego. Eso sí, el juego sólo cuenta con voces en inglés con actores de doblaje muy consagrados: las voces de Yuri Lowenthal (Marvel’s Spider-Man, Prince of Persia, Call of the Sea), Krizia Bajos (Cyberpunk dos mil setenta y siete, LoL, Star Trek: Resurgence) y Cissy Jones (Firewatch, Starfield, Call of the Sea). Tratándose de un juego desarrollado en la villa de Madrid, no comprendemos que no se haya buscado a un buen abanico de voces en español para imitar las fabulosas actuaciones de los actores originales.

American Arcadia nos ha sorprendido por su estética, su dirección artística y su mezcla de mecánicas y géneros. Su historia es bien interesante y está maravillosamente contada. Tal vez sea algo corto y ciertos rompecabezas no estén tan inspirados, mas normalmente Out of the Blue ha vuelto a llamar nuestra atención.


cero comentarios

Escribir comentario

0 comentarios