Press "Enter" to skip to content

una fantástica ‘secuela’ para la saga SWAT

Tras un par de años de espera en early access, Ready or Not ya es una realidad con el lanzamiento del diez. Un salto de calidad a muchos niveles, y que nos deja zambullirnos en el modo Comandante, la campaña individual inmersiva. Y que se transforma en el sueño de todos aquellos seguidores de la saga SWAT que comenzó Sierra, encontrando acá una más que digna secuela espiritual.

Pese a que VOID Interactive no tenga una enorme experiencia a sus espaldas exactamente, poco les ha importado para lanzar un título increíble. Y que ahora con este diez, alcanza su cenit con el foco puesto en una mejora fenomenal del rendimiento. Teniendo presente la gran calidad de los detalles y la interacción con el ambiente.

Una experiencia inmersiva en los SWAT, la magia de Ready or Not

La falsa urbe de Los Sueños es el escenario primordial de nuestra aventura. Y aunque es verdad que no hay demasiado lore general, en cada misión no se echa en falta en lo más mínimo. Siendo un título nos pone al máximo en lo que se refiere a las decisiones que tomar en décimas de segundo. Lo que descubrirás en el instante en el que abatas a ese peligroso contrincante, y resulte ser un civil que sacaba el móvil.

La organización de nuestro pelotón es clave para el éxito de cada misión, donde recordamos que, como SWAT, debemos tener claro que el derrumbar resulta prioritario sobre quitar a un contrincante. Algo donde entra en juego de forma protagonista las armas que debemos seleccionar para cada género de misión. Puesto que al paso que los productos cosméticos los vamos desbloqueando conforme completamos misiones, el equipo y las armas las tenemos todas y cada una libres desde el segundo 1.

El armamento de Ready or Not

En esta inmersión asimismo ayuda el trabajado apartado sonoro. Ya que el sonido, como las voces (a la espera del doblaje al castellano), se sienten sensacional en todo instante.

Y si somos más de compartir la experiencia, el modo cooperativo es fabuloso, y nos hace jugar en modo difícil. Puesto que si bien no hay campaña como tal, las misiones son exactamente las mismas. Y al paso que la IA siempre y en toda circunstancia sabe, bajo nuestras órdenes, qué hacer, al jugar con amigos la coordinación ha de ser perfecta.

Es cierto que ahora que el juego está en su versión diez, tiene un costo de unos veinte€ más costoso que cuando estaba en early access. Mas bien que vale la pena. Y como es natural siempre y en toda circunstancia podemos aguardar a futuras ofertas para localizarlo a un mejor coste.

Stirling Rank, directivo de operaciones y desarrollador jefe de VOID Interactive, comentó que «La idea siempre fue que Ready or Not abordara situaciones realistas. Sin poder evitar diseñar misiones que representen de forma vívida lo peor a lo que se enfrentan los equipos de SWAT«. Y vaya si lo han logrado.

El equipo SWAT de Ready or Not
El equipo SWAT de Ready or Not


cero comentarios

Escribir comentario

0 comentarios